¿Qué puede provocar una neumonía a los ancianos?

El blog de la tercera Edad
Que puede provocar una neumonía a los ancianos

La neumonía es una infección respiratoria que consiste en la inflamación del parénquima pulmonar a través de las vías respiratorias, y a ciertas edades, puede comprometer gravemente su salud.

De hecho, se trata de la infección más grave de dicho parénquima pulmonar, y se trata de la primera causa de muerte por proceso infeccioso.

En otras palabras, la neumonía es una infección que inflama los sacos aéreos de uno o de ambos pulmones. Se pueden llenar de líquido o de pus, provocando tos con flema o pus, fiebre, escalofríos y dificultad para respirar. Esta enfermedad puede aparecer causada por una bacteria, hongo o virus.

Aunque puede varias en su gravedad, no hay que obviar que se trata de una afección potencialmente mortal, más grave en bebés y niños, y en personas mayores de 65 años o con sistemas inmunológicos debilitados.

Síntomas de la Neumonía

Algunos de los síntomas que aparecen son:

  • Dolor en el pecho al respirar o toser.
  • Desorientación o cambios de percepción mental
  • Tos con flema
  • Fatiga
  • Fiebre, transpiración y escalofríos con temblor
  • Temperatura corporal más baja de lo cotidiano
  • Náuseas, vómitos o diarrea
  • Respiración dificultosa

Siempre es necesario acudir al médico cuando alguno de estos síntomas persista, para atajar la neumonía -si es que el cuadro clínico lo indica- cuando antes.

Factores de riesgo de una neumonía

Algunos de los factores que pueden contribuir a la neumonía son:

Fumar: Daña las defensas naturales del cuerpo contra las bacterias y los virus que causan neumonía.

Enfermedad crónica: siempre hay más probabilidades cuando padeces una enfermedad pulmonar, cardíaca, asma o alguna afección crónica.

Sistema inmunológico debilitado: Por ejemplo, las personas con VIH, las que cuentan con un órgano trasplantado o están recibiendo tratamiento de quimioterapia, por ejemplo.

Hospitalización: Si estás conectado a una máquina de respiración artificial, aumentan las probabilidades de contraer una neumonía.

Cómo evitar la neumonía:

Hay muchos pasos que puedes dar a favor de la prevención de la neumonía:

  • Vacunas: Existen algunas para prevenir cierto tipo de neumonías, consulta a tu médico y asegúrate de revisar el estado de todas tus vacunas. Son diferentes para niños o adultos, así que pide información a tu médico.
  • Buena higiene: Para evitar las infecciones respiratorias es fundamental llevar una buena higiene. Lavarse las manos con frecuencia y usar desinfectante a base de alcohol pueden ser clave para la prevención.
  • No fumar: Como se ha citado antes, el tabaquismo daña las defensas naturales que protegen a los pulmones de las infecciones respiratorias, entre otras. Lo mejor es abandonar el hábito si lo tienes. Si no puedes solo, pide ayuda a un especialista.
  • Fortalece tu sistema inmunitario: los buenos hábitos ayudarán a tu salud general. Dormir lo suficiente, hacer ejercicio regularmente y llevar una dieta saludable son algunos consejos que mejorarán tu salud.

En Centro de Mayores Montesalud velamos por eso mismo, su salud. Revisiones médicas y buenos hábitos son una de las máximas de nuestro centro, en el que los trabajadores son conocedores del riesgo de contraer una neumonía o cualquier enfermedad de carácter respiratorio. La salud de nuestros usuarios es nuestro objetivo diario, así como su bienestar.