Habitaciones.

El Centro dispone de 150 plazas (80 de las cuales están concertadas con la Comunidad de Madrid), distribuidas en 104 habitaciones entre dobles y sencillas. Todas cuentan con una zona de estar donde reunirse con sus familiares y amigos en la intimidad, gran parte de ellas disponen incluso de terraza.

Cada estancia está equipada con interfono para una inmediata asistencia médica en caso de emergencia y teléfono propio con el que poder recibir y efectuar llamadas al exterior. Además, todas las habitaciones cuentan con baño geriátrico, diseñado expresamente para facilitar al residente su aseo personal.

Las zonas destinadas a residentes con autonomía plena están diferenciadas de las de quienes necesitan asistencia personal para sus actividades cotidianas. Unos y otros ocupan plantas y comedores distintos, dado que sus necesidades y el grado de atención que precisan son también muy diferentes.